XXXIII DOMINGO TIEMPO ORDINARIO C

Clausura del año de la Misericordia

Día de la Iglesia diocesana

MALAQUÍAS:

– Pequeña reseña del juicio final, y distinción entre los que se van a condenar y los que se van a salvar.

– Llega el día del Señor: es el día mesiánico en que Dios quemará a los malvados como paja, mientras que a los que honrar su nombre los iluminará un sol de justicia.

SALMO:

«El Señor llega para regir los pueblos con rectitud»

Aclamamos al Rey y Señor, que viene a regir la tierra, y a ser quien gobierne en nuestras vidas según si hemos vivido para el Señor y su Reino o no.

2 TESALONICENSES:

– Vivir en el trabajo, para no ser gravoso a nadie, y para ser modelo a imitar. Que cada uno desarrollo sus capacidades para vivir de su trabajo y construir la comunidad con sus obras.

– Algunos les daba por no trabajar, con la excusa de que era inminente la venida gloriosa del Señor como Juez de la historia.

LUCAS:

– Ojo con los falsos profetas, que anuncian un fin desordenado. Cuando pase esto, y os persigan; y haya persecución entre los vuestros, se acerca el fin.

«PERO NI UN CABELLO DE VUESTRA CABEZA PERECERÁ; CON VUESTRA PERSEVERANCIA SALVARÉIS VUESTRAS ALMAS».

XXXIII DOMINGO TIEMPO ORDINARIO C