VIERNES V SEMANA DE PASCUA

HECHOS:
– Hoy podemos ver los detalles muy interesantes de la carta que envían los apóstoles con los enviados a guardar el Evangelio:
· Quita atrocidad a los que no han sido obedientes a los apóstoles, así fundamentan la Iglesia sobe la Roca que ha dado Cristo sobre Pedro y los apóstoles.
· Alaban a los que han ido a anunciar la fe antes que ellos, a Pablo y Bernabé, y da gracias a Dios por ello.
· La decisión a la que han llegado es “no impone más cargas que las indispensables”. De este modo vemos que la salvación viene de Jesús, y no hará falta que pasen por la ley de Moisés los que se convierten del paganismo.
· Si que se exigen las tres condiciones De Santiago y que son razonables: huir de la idolatría y de la fornicación, y no comer sangre o animales estrangulados.
– Estos textos de hechos nos muestran que en toda discusión debe triunfar la caridad, tolerando muchos detalles periféricos y centrándonos en lo necesario e importante.

SALMO:
“Te daré gracias ante los pueblos, Señor”
Lo primero que aparece en el salmo, es que el corazón esté centrado en Dios y sólo en Dios. Después de de reconocer la centralidad De Dios lo que hace el salmo es alabar a Dios y darle gracias por la bondad que tiene, por la fidelidad por encima de todos nuestros pecados, esta debe ser nuestra actitud ante nuestro Dios.

JUAN:
– Mandamiento nuevo: QUE OS AMÉIS UNOS A OTROS COMO YO OS HE AMADO. Que simple de recordar y que difícil de vivir, es Amar sin reservas como lo hizo Jesús, es Amar con el corazón de Jesús que en todo se entrega por nosotros. Al igual que Él ha dado la vida por nosotros, nosotros debemos dar la vida por los hermanos.
– NADIE TIENE AMOR MÁS GRANDE QUE EL QUE DA LA VIDA POR SUS AMIGOS. Esta es una frase también muy conocida del Señor, tenemos que pedirle al Señor que nos haga capaces de vivir en Él y sólo en Él, que nos conceda recibir esta entrega amorosa y que correspondamos a ella viviendo en su voluntad cada día.
– Somos los AMIGOS DE JESÚS, ya no no nos llama siervos, ya sabemos y queremos buscar lo que quiere el Padre, y por eso queremos lo mismo que Jesús quiere. Además hemos sido elegidos por Dios para dar frutos de amor, por eso el mandamiento es el Amor de los unos a los otros.

María , Madre llévanos a vivir en la esperanza del Amor y la Amistad con tu Hijo Jesucristo. Amén.

Un pobre sacerdote +++

VIERNES V SEMANA DE PASCUA