VIERNES III ADVIENTO

ISAÍAS:
– El Señor nos pide que practiquemos el derecho, la justicia y así viviremos en la salvación de Dios. Es vivir los valores del Reino y de desde modo dejamos que el Reino esté presente en nuestra vida.
– Además Dios quiere que todos los hombres se salven y por eso no deja de buscar extranjeros y otros para que vivan y reciban su salvación. sobre todo lo que hay que hacer es servir a Dios, amarlo y ofrecer la vida en un sacrificio a su Amor misericordioso.
– Invitación a vivir según Dios, porque se acerca su salvación. Dichoso aquél que prepara los caminos del Señor practicando la justicia y guardando su mano de obrar el mal. Y esto no sólo para el pueblo elegido, sino para todo el hombre que quiera acoger la salvación de Dios y vivir según el bien .

SALMO:
Salmo que se recitaba probablemente durante la fiesta con que se daba por terminada las cosechas. Por eso este salmo invita a dar gracias a Dios no sólo a nosotros, sino a todos los pueblos, pues la salvación llega hasta los confines del orbe.
«Oh Dios, que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben.»
La tierra ha dado su fruto, por esto se alaba a Dios, por los beneficios del campo, pero sobre todo por los beneficios espirituales que nos traen la salvación de Dios.

JUAN:
+ Juan Bautista nos muestra que Jesús es la Luz del mundo que trae la salvación, así lo anuncia con su profecía, pero sobre todo con su vida en el desierto. Pero a Jesús le avala Dios mismo, con sus obras, aunque Jesús mismo nos da testimonio de la verdad que anuncia Juan Bautista.
+ Nosotros en este adviento deberíamos preguntarnos si como Juan Bautista nosotros somos luz que iluminan a los demás en la Verdad de Dios. Si somos luz que lleva a la Luz del mundo, a la Salvación, a Jesucristo.

María Madre, llévanos a vivir en la Luz de tu Hijo Jesús, y a ser luz para que todos puedan contemplar y vivir la salvación de Dios. Amén.

Un pobre sacerdote +++

VIERNES III ADVIENTO