VIERNES II ADVIENTO

ISAÍAS:

– El Señor nos invita a vivir en sus mandatos, a seguir el camino que Él nos marca. si vamos por este camino experimentaremos la acción misericordiosa del Señor, y como sus caminos son los mejores para nuestra felicidad, plenitud y santificación.

– El profeta se lamente. No eligió el camino del bien, sino el del propio capricho

SALMO:

Cristo es el camino, la verdad y la vida, quien le sigue no andará en tinieblas. Que sea, pues, su ley nuestro gozo y nos asemejaremos al árbol plantado al borde de la acequia, nuestra paz será como un río y nuestro fruto abundante como la arena del mar.

«El que te sigue, Señor, tendrá la luz de la vida.»

Que importante es ir por los caminos del Señor, que importante es seguir el camino de los justos que buscan la presencia del Señor, pues ese camino es el que recibe la protección de Dios y conduce hacia el cielo.

MATEO:

+ Hoy vemos una imagen en la que el que tiene en el centro de su vida a sí mismo, no se alegra por nada, ni se entristece por nada de lo que venga de fuera sino que sólo le importa lo de dentro. De este modo podemos aprender del Señor que si no le dejamos hacer en nuestra vida, Él no nos va a obligar a nada. La salvación depende ahora de nosotros, de acoger a este niño que se acerca en Belén para salvar nuestra débil y pecadora vida.

+ El Bautista, con su estilo austero de vida, es rechazado por muchos. Viene Jesús, que es mucho más humano, que como y bebe, que es capaz de amistad, pero también es rechazado. No quieren cambiar, se encuentran a gusto en su comodidad, y son conformistas, les basta lo que tienen.

+ Nos cuesta comprometernos, si tomamos en serio al Señor y sus mandatos, supone un cambiar la vida, poner en juicio nuestro criterios, y colocar nuestra vida en clave de Evangelio, que es distinta a la mentalidad de este mundo.

VIERNES II ADVIENTO