V DOMINGO TIEMPO ORDINARIO

ISAÍAS:

– No cerrarse en la propia arme, entonces romperá tu luz como la aurora, y seremos luz para los demás si compartimos el pan con ellos, si hospedamos al que no tiene techo, si vestimos al desnudo, si evitamos toda opresión o manera o maledicencia.

SALMO:

"El justo brilla en las tinieblas como una luz".

Brillamos por las buenas obras, esto también nos enseña el salmo de hoy, si repartidos nuestra limosna con los pobres, y si practicamos la caridad sin falta, entonces seremos luz e iluminaremos al prójimo.

1 CORINTIOS:

– San Pablo hace una confesión de humildad. "Débil y temeroso", y no se apoyó en elocuencias y sabidurías humanas, sino en "el poder del Espíritu", el el poder De Dios. De este modo nos enseña San Pablo que no es la ciencia lo que salva sino la Caridad, el Amor es el que salva.

MATEO:

– Ser sal de la tierra, que de sabor de Amor a este mundo, necesitado de ese sabor De Dios, que hace que las cosas sepas a algo muy diferente. Pero ojo con no perder el sabor de amor que da Dios, no volvamos nuestra vida sosa, insípida, por dejarnos llevar por este mundo.

– Ser luz del mundo, iluminar a los hombres con las buenas obras, para reflejar de este modo al que es La Luz del mundo, a Jesucristo, y puedan vivir en la salvación De Dios.

V DOMINGO TIEMPO ORDINARIO