SANTA TERESA DE JESÚS

Comentario a las lecturas

ECLESIÁSTICO:

– La Sabiduría de Dios aparece personificada como una madre o una esposa, sale al encuentro de los que la buscan y los cuida, los guía y los protege, y los llena de confianza.

– Alimenta con pan de sensatez: que importante es ser sensato para caminar en el Señor sabiendo también quienes somos nosotros y reconociendo nuestras limitaciones y nuestros talentos.

– Dará a beber agua de prudencia: que necesaria es la prudencia para no cometer excesos y locuras en la fe, y vivir así pegados a un Dios que siempre sabe y nos da lo que más conviene a nuestra alma, a nuestra vida.

– De este modo viviremos en la CONFIANZA, y ya no será en nosotros donde tengamos que vivir nuestra vida sino en los brazos de nuestro Padre celestial, que descanso y que alegría.

SALMO

“Contaré tu fama a mis hermanos, en medio de la asamblea te alabaré”

CANTARÉ ETERNAMENTE LAS MISERICORDIAS DEL SEÑOR. Que gran verdad, sin la misericordia del Señor no tenemos vida, Él es el centro de todo en nuestra vida, como no alabarle y bendecirle por tanto como nos regala, por tanta fidelidad sin abandonarnos por nuestro pecados. Alabemos y cantemos a Dios por tanto Amor derramado en cada uno de nosotros.

MATEO:

+ El Señor se muestra a LOS SENCILLOS, es necesaria esta actitud para poder acoger con sinceridad e íntegramente al Señor. El Sencillo no tiene doblez en el corazón, y por eso es capaz de recibir lo que venga de Dios, sin más motivación que hacerlo vida. Por esto el Señor se manifiesta y es acogido por aquellos que tienen esta verdadera disposición para acogerle.

+ “Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré”: Dónde vamos a ira sino al Señor, Él es nuestro DESCANSO. Cuanto necesitamos poner nuestra vida, nuestro corazón, nuestras alegrías, nuestro sufrimientos, nuestras heridas en el corazón abierto del Señor, para que el las toque y las sane. Y cuanto tenemos que aprender de este corazón de la verdadera vida que es ser MANSO Y HUMILDE DE CORAZÓN. Que camino de vida tan concreto y tan difícil.

· Debemos aprender también de Santa Teresa de Jesús a profundizar en la fe, a dejarnos llevar por el Amor de Dios. Ella hizo voto de santidad, de buscar en todas las ocasiones lo que fuera más perfecto, lo más cercano a la voluntad del Señor, por muy costoso que fuera. Que el Señor nos de también a nosotros la fuerza del Espíritu para hacer el mismo voto, y buscar Amarle y Servirle cueste lo que cueste.

· Santa Teresa supo conjugará admirablemente la oración con el trabajo, la contemplación más profunda con las tareas más humildes de cada día. Que nos enseñe a nosotros también a conjugarlo.

María, madre, mueve nuestra vidas, nuestra almas al deseo de la verdadera santidad, buscando vivir más en el Corazón de tu Hijo, que en el corazón de las cosas placenteras de este mundo. Amén

Un pobre sacerdote +++

SANTA TERESA DE JESÚS Comentario a las lecturas