SANTA CATALINA DE SIENA

Comentario a las lecturas

1 JUAN:

– Dios es luz sin tinieblas. Hoy recibimos una verdadera invitación a vivir en esta luz del Amor De Dios, que no deja que entre nada de las tinieblas del pecado, de este modo si vivimos en La Luz, vivimos unido con un mismo corazón y con una misma alma con Jesús, que es La Luz que se quiere hacer uno con nosotros.

– Si nos separamos de esta luz, nos queda siempre el poder confesar nuestros pecados, y vivir de su misericordia que nos vuelve a iluminar, y dar nueva vida, y nos limpia de todo lo que nos separa de Él. De este modo si pecamos, no dejemos caer en saco roto el Amor, la gracia de Cristo, sino que dejémonos salvar por Él, que da la vida por nosotros e intercede día tras día por nosotros, para dando su vida, salvar la nuestra, y de este modo podamos vivir en la Vida con mayúsculas que es el cielo.

SALMO:

“Bendice, alma mía, al Señor”.

Como nos lleva a mirar de corazón al Señor este salmo, en el que reconocemos que somos pecadores, y que necesitamos de ese Amor que Dios nos tiene y no nos abandona. Dios persona, cura, rescata, coma de gracia y de ternura, es compasivo, misericordioso, lento a la ira, rico en clemencia…, lo más impresionante es Dios nos conoce y es misericordia con nosotros.

MATEO:

– Dios siente una predilección por los pequeños, por eso se conmueve con su vida, y sobre todo revela su voluntad a ellos. Podríamos mirar la historia de la salvación, y como el Señor elige lo que no sirve según el pensamiento humano, y hace obras grandes con ellos. Así es Dios que tiene un amor preferencial por los pobres y los pequeños.

– El Señor por otro lado abre hoy su corazón para que podamos ir a descansar a Él, es un corazón amante que siempre esta abierto, para tocar el Amor que nos tiene, y para aprender a vivir con Él, está siempre con nosotros para dar descanso a los corazones y para enseñarnos a vivir según su voluntad y su amor.

María, Madre llévanos a descansar en corazón de tu Hijo. Amén.

Un pobre sacerdote +++

SANTA CATALINA DE SIENA Comentario a las lecturas