SAN MATEO
Comentario a las lecturas

EFESIOS:
– San Pablo nos muestra y enseña que hay que andar según la vocación a la que el Señor nos llama. Y esta tiene una serie de consignas y criterios claros que voy a enumerar:
Humildad
Amabilidad
Ser comprensivos
Sobrellevarse mutuamente con amor.
Mantener la unidad del Espíritu con La Paz.
– Después de estos criterios a cuidar nos muestra que es necesario vivir bajo esto, ya que somos un mismo cuerpo, que caminamos bajo una misma fe, bajo un mismo Dios que es Padre. Y al ser un sólo cuerpo, y cada uno ser un miembro, según su vocación cada uno debe vivir bien su vocación para perfeccionar y edificar este cuerpo.ç
– De este modo escuchamos esta lectura en el día del san Mateo, y así recordamos que los diversos carísimas son para el perfeccionamiento de los fieles, para la edificación del cuerpo de Cristo.

SALMO:
“A toda la tierra alcanza su pregón”
Es un salmo que nos muestra como la gloria De Dios se transmite de generación en generación, y como la obra De Dios es anunciada de oriente a occidente. Nosotros también debemos pronunciar esta gloria De Dios, para que resuene en toda la creación.

MATEO:
– Hoy el Señor que fija en Mateo, clava en él su mirada, y lo llama para ser apóstol, discípulo elegido de Cristo. Es importan ver que Jesús se vuelve a fijar en lo que no vale, y en aquel que incluso escandaliza a los judíos por ser un cobrador de impuestos del estado opresor. PEro aún así, el Señor se fija en él y lo elige, porque su Amor es capaz de cambiar cualquier corazón.
– Mateo se va con Jesús, porque aunque se aferra al dinero, lo deja todo porque necesitaba algo más, y esto se lo da Jesús, y por eso está dispuesto a abandonar su vida cómodo, y por así decirlo, complicarse la vida por Jesús, y decide seguirle con un Amor de entrega hasta dar la vida por él.
– Entran en conflicto con Jesús que ha elegido a este pecador, y Jesús dice de esas sentencias que no necesitan explicación, porque son muy claras: “no tienen necesidad los sanos, sino los enfermos”, y por otro lado “Misericordia quiero y no sacrificios”, y por último: “que no he venido a llamar a justos sino a pecadores”.

María, Madre que vivíamos siempre en la misericordia de tu hijo Jesús. Amén.

Un pobre sacerdote +++

SAN MATEO Comentario a las lecturas