SAN ANDRÉS APÓSTOL
Comentario a las lecturas

ROMANOS:
– Profesar que Jesús es el Señor, y creer con el corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvo. Que frase más sencilla pero que gran misterio de salvación esconde, es una afirmación que nos ayuda a enfocar lo que verdaderamente debemos cuidar. Lo primero que nuestra boca hable de lo que hay en el Corazón de que Jesús es el Señor de nuestra vida, nuestro todo, por el que estamos dispuestos a todo; y por otro lado creer de corazón las obras del Padre para con el Hijo, pero también para con nosotros, pues la salvación es obra de este Dios que está dispuesto a hacer llegar su Amor a todos los hombres.
– Por otro lado San Pablo se cuestiona cómo podrán invocar este nombre a los que no se les ha anunciado, esto es una llamada a dar testimonio de la salvación del Señor en el mundo, y una petición confiada a Dios para que conmueva los corazón y acojan al Señor en sus vidas. Si nos fijamos hoy que celebramos la fiesta de san Andrés, era “apóstol”, que significa enviado. El Señor es quien envía a anunciar su evangelio en el mundo.

SALMO:
“A toda la tierra alcanza su pregón”
Este salmo recuerda la misión de anuncio de la Palabra De Dios, de la salvación De Dios a todos los hombres, y que se pasa de día en día, de boca en boca, de persona en persona.

MATEO:
– En el Evangelio vemos la vocación de Mateo, que viene con una mirada de Jesús, de las que sabemos que enamoran, y que cambian la vida. Tanto le cambian la vida a Andrés que de pobre pescador y humilde; es elegido pro Jesús para ser de sus amigos íntimos, de sus apóstoles. LE llama a ir con Él a compartir la vida con Él. Y por eso Andrés no tiene ninguna duda en dejar todo lo que tiene por algo mucho más grande, por Jesús y su misión.
– “Parece que los apóstoles ni siquiera se han percatado de la presencia del Señor si él no les interpela. Dan una respuesta inmediata: no preguntan, no piden explicaciones, simplemente le siguen, se entregan, confían. En el ambiente de vida ordinario, PEdro y Andrés no se encuentran rezando en el templo, sino en su trabajo cotidiano. Allí, el Dios hecho hombre ha venido a transformar la vida de estos hombres. Que san Andrés nos conceda una correspondencia semejante a la suya” (comentario del Magnificat).
– San ANdrés loo deja todo, sigue a Jesús, fue perseverante desde entonces, dando testimonio de su fe en circunstancias fáciles y difíciles. san Andrés es ejemplo de ánimo misionero, y como él, nosotros debemos facilitar a los demás el conocimiento de Cristo. Llevemos llevar a los demás al Salvador. Debemos seguir a Cristo. Dar testimonio de nuestra fe en Él. Trabajar para que otros puedan creer y confiar en resto y participar en su obra salvadora.

María, que seamos capaces de entregarnos del todo al Señor. Amén.

Un pobre sacerdote +++

SAN ANDRÉS APÓSTOL Comentario a las lecturas