SAN ADRÉS comentario a las lecturas

ROMANOS:
– "Si tus labios profesas que Jesús es el Señor, y tu corazón cree que Dios lo resucitó de entre los muertos, te salvarás". En este sentencia que nos da san Pablo hoy se resume el modo de llegar a nuestra salvación que consiste esencialmente en dos cosas:
· Profesar que Jesús es el Señor, declarar el señorío de Cristo, que toda mi vida depende de mi Señor, que todo se rige según él, que todos mis pensamientos, sentimientos, acciones…, son de Cristo y según Cristo.
· Corazón cree que Dios lo resucitó: tener fe en la acción salvadora del Señor, y creer en Jesús que vive hoy, que está vivo y nos muestra un camino de vida, y lo vive con nosotros. Que nos ama y nos enseña a amar.
– También san Pablo pone el empeño en la necesidad del anuncio de la Palabra, para que sea recibida y acogida. Llevar a los demás a Jesús por medio den anuncio del Evangelio.

SALMO:
Este salmo es un himno que celebra en Yahvé al creador del cielo, especialmente del sol. Destacar a Dios como el que trae la justicia.
"A toda la tierra alcanza su pregón"
Proclamar la obra de Dios, y que llegue a todos los confines de la tierra, para que todo hombre pueda conocer el don de Dios, convertirse y vivir en este amor que no tiene fin. Que necesario es proclamar las grandezas de Dios para que el mundo crea.

MATEO:
+ "Venid y seguidme, y os haré pescadores de hombres" INMEDIATAMENTE DEJARON LAS REDES Y LO SIGUIERON / INMEDIATAMENTE DEJARON LA BARCA Y A SU PADRE Y LO SIGUIERON.
+ Contemplamos este pasaje y como debió ser la llamada de Jesús, que al llamar a los cuatro primeros discípulos, no dudan en dejarlo todo por seguirlo. Vemos como dejan su barca, sus redes, esto es dejan su modo de trabajo, para vivir de Jesús, vivir de la Providencia, confiar más en Jesús que en el dinero, que en los bienes materiales. Pero por otro lado también dejan a su familia, a su padre dice el texto, no ponen nada por encima de Jesús, ni siquiera a la familia, que lo consideramos lo más sagrado. No hay nada por encima de Jesús, por eso INMEDIATAMENTE dejan todo y se van con Él, en el mismo instante que les llaman se van, podemos decir que sólo les basta Jesús.
+ Seguir a Cristo. Dar testimonio de nuestra fe en Él. Trabajar para que otros tengan la misma suerte de creer y ver en Cristo el proyecto salvador de Dios para la humanidad. Es lo que nos invita a conseguir la fiesta de san Andrés.

María, Madre, ayúdanos a dejarlo todo y seguir a Jesús, a no poner nada por encima de Dios. Amén.

Un pobre sacerdote +++

SAN ANDRÉS 30 de noviembre (comentario a las lecturas)