SÁBADO X SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

2 CORINTIOS:

– Nos apremia el amor de Cristo, porque el Señor murió por todos para que no vivimos para nosotros mismos, sino para Él que ha dado la vida para que nosotros tengamos vida. Esto que puede parecer un trabalenguas es mucho más simple de saber, sólo podemos vivir de Aquel que nos ha dado la vida, y nuestra vida tiene que ser una respuesta a este Amor tan grande que Dios nos tiene.

– Invitación a vivir en el ministerio de la reconciliación, primero dejándonos reconciliar con Dios, esto es dejándonos perdonar por Dios y en segundo lugar llevando el perdón De Dios a los demás, perdonando como hemos sido perdonados, y atrayendo a los demás a que se acerquen a experimentar el perdón mismo De Dios.

– Si vivimos en esta reconciliación, viviremos que todo es nuevo, que Cristo nos hace criaturas nuevas, que pasa el hombre viejo y vivimos en el hombre nuevo, Jesucristo. Y esto se mostrará en como viviremos en comunidad, y dentro de ella como seremos una comunidad de misericordia, porque el Señor nos ha reconciliado consigo y con cada hermanos.

– Debemos ser una comunidad reconciliada y reconciliadora, que llama a la penitencia por la predicación de la Palabra De Dios, que intercede por los pecadores, que ayuda al penitente con atención y solicitud maternal para que alcance la misericordia De Dios. Además es una comunidad que es el instrumento De Dios para la conversión y la absolución del penitente.

SALMO:

“El Señor es compasivo y misericordioso”.

El Salmo es un cántico a la misericordia, fidelidad y bondad De Dios, que se hace concreta al perdonar en cada situación, al curar nuestras heridas, al no olvidarse de entrar sus beneficios al hombre.

MATEO:

– Jesús hoy nos habla de no jurar, y que nuestro hablar sea sí, sí, no, no; porque lo que pasa de ahí viene el Maligno. No debemos jurar porque jurar por algo es ponerlo como prenda de nuestro juramento, no quiere que pongamos nuestra vida en juego, sino que llevemos una vida humilde y encima, con un corazón de carne, sincero y sencillo.

– JEsús quiere que la verdad brille por sí sola, que la norma del cristiano sea el sí y el no, con transparencia y verdad. Todo lo que es verdad viene De Dios, lo que es falsedad, mentira y dobles en el corazón, viene del demonio.

– Jesús nos señala hoy el amor a la verdad como característica de sus discípulos, debemos decir las cosas con sencillez, sin tapujos ni complicaciones, sin manipular la verdad, que difícil es esto a veces pues decimos medias verdades, exageraciones, y la falsedad nos ronda para no mostrarnos como somos.

María, madre llévanos a dar testimonio de la verdad, que seamos mártires de la Verdad si es necesario, pero que no exista la falsedad, la dobles y el juramento en nuestro corazón. Amén.

Un pobre sacerdote +++

SÁBADO X SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO