SÁBADO I SEMANA DE CUARESMA

DEUTERONOMIO:
– Te has comprometido con el Señor a ir por sus caminos. Este debe ser el programa fundamental de nuestra vida que nos propone la primera lectura, es el camino propio de la cuaresma, y es nuestro propio camino diario, un estilo de vida, el que nos traza la palabra del Señor que escuchamos cada día y que nos lleva de la mano.
– Debemos seguir sólo al Señor, Él es el único camino que lleva a la salvación, a la felicidad, a la Pascua. Dios siempre es fiel y nos guía por senderos de justicia y por el camino de la vida. Nosotros también debemos ser fieles al señor y cumplir su voluntad con todo el corazón y con toda el alma. Esto es con todo lo que hay en nosotros.

SALMO:

“Dichoso el que camina en la ley del Señor.”
El Salmo es una constante invitación a caminar en los caminos del Señor, a vivir según sus mandamientos y a guardar su Palabra para hacerla vida y que esta vida nos lleve a vivir en la Presencia del Señor, y caminar hacia su Reino.

MATEO:
– Amar incluso a laos enemigos. El Señor así lo hace en lo concreto de la vida cuando hace salir el sol sobre malos y buenos, manda la lluvia a justos e injustos, porque Dios es Padre de todos. Así tenemos que amar nosotros, ser perfectos como nuestro Padre celestial es perfecto.
– Hoy es a nosotros a quien nos interpela esta palabra. Amar a los enemigos, no sólo amar a los que nos aman, eso lo hace cualquiera y no es nada extraordinario, hay que amar a todos, sin hacer selección, sin pensar en el gusto o el propio interés.
– Cristo Jesús se entregó totalmente por los demás: también a Él le costo, pero murió perdonando a los que le habían llevado a la cruz. Ser seguidores suyos es asumir su estilo de vida, que es exigente, incluye el ser misericordiosos, entregados por los demás, y poner buena cara incluso a los que ni nos saludan, y todo dando la vida con Cristo por amor.

María, Madre, llévanos a amar en todo momento, en todo lugar y a todo prójimo. amén.

Un pobre sacerdote +++

SÁBADO I SEMANA DE CUARESMA