QUINTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

JOB:
– Este libro sapiencial plantea un interrogante de los más antiguos y actuales: por qué existe el mal en el mundo. Este problema lo vive Job en su propia carne. Hoy hace una descripción patética de la vida, pues se consume sin esperanza, su vida dura lo mismos que un soplo, y no ve ninguna salida ni ningún sentido a la vida.
– Compara su vida a la de un jornalero que espera en vano su salario, o al esclavo que suspira por el alivio de una sobre, y habla de noches de fatiga e insomnio. ¿Vale la pena vivir así? Esta es la pregunta del día.

SALMO:
“Alabad al Señor, que sana los corazones destrozados”
Parece fijarse en la situación desesperada de la humanidad e intenta responder desde la fe, hay que poner nuestro nuestro corazón en quien sabemos que puede repararlo, hay que poner toda nuestra vida en sus manos. El Señor nos sostiene y nos reconstruye, en su santo Nombre confiamos.

1 CORINTIOS:
– San PAblo nos habla de sí mismo y de lo orgulloso que está de la misión que ha recibido: evangelizar. Es admirable como este apóstol entiende su vocación; ay de mí si no anuncio el Evangelio. No lo hace por capricho o gusto personal, sino porque esta feliz por su oficio. Además lo hace sin esperar ningún beneficio para él. Está pagado pro el honor de anunciar a todos la Buena Noticia de Jesús. Lo hace gratis, él prefiere ganarse la vida trabando con sus propias manos y dedicarse a la evangelización sin exigir ningún salario.

MARCOS:
– San Marcos sigue resumiendo lo que sería el programa de una jornada de Jesús en su ministerio de Profeta. Después de predicar Jesús, cura ante todo a la suegra de PEdro, que estaba aquejada de fiebre. La levantó, se una del mismo verbo que para la resurrección, apuntando así la Victoria de Jesús sobre el pecado y sobre la muerte.
– La gente persigue a Jesús porque es su única esperanza, se enteran de donde se ha retirado, y le traen muchos enfermos y endemoniados para que los cure, y Jesus curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó a mucho demonios.
– Otro aspecto importante de Jesús es lo que hace por la mañana se retira al descampado para orar, y prefiere no volver a Cafarnaún, sino ir a otras aldeas a seguir predicando.

QUINTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO