QUINTO DÍA DE LA OCTAVA DE NAVIDAD

1JUAN:

– Conocer en el lenguaje bíblico no sólo es saber de modo intelectual sino que es un conocimiento profundo interno, que ocupa toda la vida, e implica todo nuestro ser, y esto se aplica en lo que nos dice san Juan de quien le conoce guarda sus mandamientos. Lo que nos muestra es que para mostrar que amamos y servimos al Señor debemos hacer vida en nosotros los mandamientos y de este modo cumplirnos es un acto de correspondencia al Amor del Señor.

– debemos permanecer en el amor del Señor y esto se muestra en si vivimos para el Señor, y para ello debemos dejar que el Señor tome nuestra vida y nos haga él capaces pues sin Él estamos perdidos, necesitamos que el Señor viva en nosotros.

– Muchas veces ponemos nuestro encuentro con Cristo en un momento de oración, o en una Eucaristía y es cierto, pero hoy san Juan nos dice algo muy claro y que no podemos descuidar: quien dice que está en La Luz y aborrece a su hermano está en las tinieblas. Pues yo creo que lo que sobran son las palabras y hay que aplicarse al cuento y dejar que Cristo se entregue totalmente en nuestra vida.

– En concreto para san Juan la demostración de que hemos dejado la oscuridad y entrado en La Luz, es si amamos al hermano: “quien dice que está en La Luz y aborrece al hermano, está aún en las tinieblas, no sabe adónde va” porque las tinieblas han cegado sus ojos. Es la consecuencia de haber conocido el misterio del amor De Dios en esta Navidad: también nosotros tenemos que imitar su gran mandamiento, que es el Amor.

SALMO:

“Alégrese el cielo, goce la tierra”

Es un salmo que canta y alaba al Señor por sus grandezas, nosotros debemos también volver día tras día a vivir en la alabanza del Señor y no dejarnos llevar por las quejas y las miras humanas.

LUCAS:

– Jesus es llevado a ser consagrado al Señor, el santo entre Los Santos se somete a la ley, pues vive para Dios y sabe que el camino que tiene que recorrer, es el camino que recorre el hombre, para poder llevar a todo hombre a Dios.

– también presentan su oblacion, dos tórtolas o dos pichones, la de los pobres, Jesus pasa por uno de tantos y de este modo se pone al nivel de los más pobres para que puedan ser elevados y salvados por su Amor.

– Sucede hoy también el encuentro del Mesías recién nacido con el anciano Simeón, que representa a todas las generaciones del pueblo de Israel que separaban la salvación De Dios. Simeón movido por el Espíritu Santo, reconoce en el hijo de esta sencilla familia al enviado De Dios, y prorrumpe con entusiasmo con un cántico donde reconoce a su salvador, y por el que sabe que ya se puede morir en paz, porque ha vista al Salvador De Dios.

– También se anuncia a la Virgen María, su participación en el mimo destino de su Hijo, en la Cruz, pues una espada traspasará su alma. La presencia de María en este momento, al inicio de la vida de Jesús , se corresponde con María al pie De la Cruz donde muere su Hijo. Presencia y cercanía de la madre a la misión salvadora de Cristo JEsús.

MAría, que vivamos siempre en la Salvación de tu Hijo JEsús, en La Luz y no en las tinieblas. Amén,

Un pobre sacerdote +++

QUINTO DÍA DE LA OCTAVA DE NAVIDAD