MIÉRCOLES XXXIII TIEMPO ORDINARIO

APOCALIPSIS:

– Empieza a dibujarnos el grandioso ambiente del trono de Dios y la solemne liturgia del cielo.

– Los cuatro seres misteriosos tiene figura de león, de toro, de hombre y de águila, son símbolos que los santos padres aplican a los cuatro evangelistas.

– Para que nos ayuden hoy contemplamos la comunidad de los salvados en el cielo, que están ya celebrando en la presencia de Dios la verdadera liturgia, entonando himnos y lanzado al aire sus coronas, nosotros nos unimos a ellos cada vez que celebramos la Eucaristía, ya que la liturgia del cielo y la de la tierra están íntimamente relacionadas.

– La lectura es una imagen de triunfo, y de este modo un mensaje de esperanza para

los que vamos caminando un poco cansinamente por la vida, cuenta arriba hacia Jerusalén, porque nos cuesta cargar con la Cruz.

SALMO:

“Santo, Santo, Santo es el Señor Dios, el todopoderoso.”

El salmo es una descripción de los que van alabando al Señor según peregrinas a Jerusalén, para ir al Templo del Señor. Acaba con esa última estrofa: “Todo ser que aliente alaba al Señor”. Nosotros todos debemos seguir caminando en peregrinación alabando a Dios hacia la Jerusalén celeste.

LUCAS:

+ Dios da sus dones de acuerdo a lo que cada uno puede corresponder; Dios nos da según nuestras capacidades. Es lo que vemos claro en la parábola de las minas de oro.

+ Lo que nos enseña la parábola es que no hay que dejar improductivos los dones que nos da el Señor, sino que hay que hacerlos dar fruto. Los talentos que cada uno de nosotros hemos recibido, vida, salud, inteligencia, dotes para el arte, deporte, mando: todos tenemos algún don, los hemos de trabajar, porque somos administrador, no somos dueños de esos dones.

+ Podríamos preguntarnos, tenemos todos el don de la Fe, ¿qué estoy haciendo con ella? ¿Da frutos de buenas obras? ¿Da frutos de fe en otros?

María, Madre llévanos siempre a invertir los talentos que Dios nos ha dado para vivir en el Amor y que todo sea para la Gloria de Dios. Amén

Un pobre sacerdote +++

MIERCOLES XXXIII TIEMPO ORDINARIO