MARTES XXXIV TIEMPO ORDINARIO

APOCALIPSIS:

– Es el tiempo de la siega y de la vendimia, es tiempo de ver qué frutos hemos dado, y si son frutos para la vida eterna o para la condenación eterna.

– Cristo es el juez de la historia, ha llegado el momento del juicio de Dios, la hora de la verdad. Esto nos lleva a animarnos cada día a seguir siendo fieles, pues el juicio será con misericordia para aquel que practicó misericordia.

– Es bueno caer en la cuenta que al final de nuestras vidas habrá un examen sobre nuestra vida, sobre el Amor con el que hemos vivido cada día; pero también deberíamos ir haciendo habitualmente este examen para ponernos en manos del Señor y vivir más de Él que de nosotros.

SALMO:

“Llega el Señor a regir la tierra”.

Llega el Señor Rey a regir la tierra, pero no según parámetros humanos, sino según la justicia y la fidelidad divina. Nuestra parte es ser fieles a este Rey y adorarle y alabarle con todo nuestro ser y sobre todo con nuestra obras.

LUCAS:

+ Es curioso a Jesús le preguntan sobre la destrucción del Templo y el respondo sobre el fin del mundo, y sobre cómo y cuándo sucederá. Esto nos lo muestra el Señor para que estemos siempre en vela, siempre vigilantes, pues no sabemos ni el día ni la hora de la vuelta del Señor, pero si sabemos que volverá, es vivir para el cielo y no para la tierra.

+ Al ir comprobando que todo se va acabando, nos va haciendo humildes el ver qué caducas son las instituciones humanas en las que tendemos a depositar nuestra confianza, con los sucesivos desengaños y disgustos.

+ Busquemos lo que verdaderamente tiene un valor eterno, lo que verdaderamente importa, y mantenernos vigilantes, que es la verdadera sabiduría. Cada día es volver a empezar la historia, cada día es tiempo de salvación, siempre hay una oportunidad mientras es tiempo.

María Madre de Misericordia, llévanos a vivir en vela y amando en todo, para buscar dar frutos para Dios y no para este mundo. Amén.

Un pobre sacerdote +++

MARTES XXXIV TIEMPO ORDINARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *