MARTES XIII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

GÉNESIS:

– Lot y su familia son sacados de Sodoma por pura misericordia De Dios, y les saca fuera de la ciudad antes de ser destruida. Y recibe una recomendación muy concreta: Ponerse a salvo y no mirar atrás. Es no volver a la vida anterior y seguir hacia delante hacia donde Dios les lleve. Y Lot habla con Dios y Dios le permite ir en lugar que a los montes a un ciudad, Dios accede a lo que le pide Lot pero no pueden mirar atrás y volver a la vida anterior. La mujer de Lot se vuelve y queda transformada en estatua de sal. Dios es Dios de misericordia pero también es necesario que nosotros vivíamos en la obediencia a sus mandatos y no a vivir en nuestro gusto y criterio.

– El castigo De Dios sobre las ciudades de Sodoma y Gomorra se ha convertido en el prototipo de castigo contra la corrupción y la maldad.

– La tradición de la estatua de sal, en la que se ha convertido la esposa de Lot, probablemente también se originó en alguna caprichosa formación rocosa y salina de la zona, interpretad popularmente como la figura de una mujer. Aquí se presenta como consecuencia de haber vuelto la mirada atrás, cosa que el ángel les había prohibido.

– Si queremos salvarnos, debemos abandonar Sodoma, nuestra particular vida de pecado y de superficialidad, y vivir en la obediencia a Dios, sin mirar atrás, siempre nos puede la comunidad, la costumbre, la inercia, pero hay que dejar la vida de pecado, y elegir la vida del Señor que siempre es misericordia. Lo más importante es vivir en la fidelidad De Dios y abandonar nuestra vida de pecado.

SALMO:

“Tengo ante los ojos tu bondad, Señor”

El salmo nos invita a vivir en la verdad y en la bondad De Dios, y con la vida siempre de cara a Dios caminando en su camino y en su verdad. Y de este modo el deseo es vivir en el camino de la santidad y no de los pecadores. Y si caminamos en el camino de la perdición cólmanos Señor con tu misericordia, y te bendeciremos por siempre Señor.

MATEO:

– En una tempestad Jesús duerme, y esto hace que los discípulos le despierten gritando pro el miedo, por falta de fe. JEsus está por encima de la naturaleza y también muestra la poca fe de sus discípulos. Estos se preguntan quién es Jesús que tiene poder para calmar la tempestad.

– A veces en las dificultades de nuestra vida, nos llenamos de angustía, porque vemos que Jesús no hace nada, o nos deja vivir esas circunstancias. Pero a veces en la vida cristiana parece que el Señor duerme pero nunca nos abandona. Él viene en nuestra barca aunque parezca dormido e intercede cada día por nosotros. Y si nos deja en la dificultad también es para hacernos crecer en fe, amor, entrega y perseverancia.

– Seguir a Jesús no es fácil, y pedimos al Señor, sálvanos que nos hundimos, incluyo hay veces que nos flaquean las fuerzas, las dificultades se hacen más presentes y parece que nos hundimos. Y en la dificultad, solo podemos confiar en Jesús que está con nosotros sea como sea y aunque tengamos que pasar por la dificultad y la cruz.

María, que acudamos a tu Hijo Jesús, y que Él nos lleve a confiar plenamente en lo bueno y en lo malo, que clamemos siempre a Él, en lo bueno en lo malo, y digamos, Vuestra soy, para vos nací, que mandáis hacer de mí. Amén.

Un pobre sacerdote +++

MARTES XIII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO