MARTES VIII TIEMPO ORDINARIO

ECLESIÁSTICO:
¿Qué es más importante, ls sacrificios rituales del Templo o una vida según la voluntad De Dios? Lo más importante es la ofrenda total de la vida, desde lo más profundo del ser hasta todo lo que es De Dios. Y no es para sobornar a Dios, sino para dar la vida a aquel que nos ha amado con todo su ser.
La pregunta inicial se basa en la discusión del antiguo Testamento sobre si es más importante los ritos, la liturgia que la caridad, y yo creo que todo tiene que ir acompañado de las buenas obras en la vida. Hay que cuidar mucho el rezar, el trato con el Señor, la Eucaristía, pero a la vez tener un buen corazón con los demás, vivir en actitud de humilde alabanza ante Dios, no podemos vivir una espiritualidad desencarnada.

SALMO:
“Al que sigue buen camino, le haré ver la salvación De Dios”
Seguimos unido en el salmo el buen camino de las buenas obras que nos pide Dios, con vivir en un sacrifico de alabanza y ofrenda de acción de gracias al Señor. Que bueno sería vivir en un continuo dar gracias al Señor con nuestra boca y con nuestras obras.

MARCOS:
Lo hemos dejado todo y te hemos seguido: hoy Pedro parece que dice esta frase como pidiéndole al Señor la recompensa. Y Jesús le dice que si que la recibe pero no según este mundo, sino en el cielo. Cuanto debemos agradecer a Dios y no pedir recompensa pues incluso el dejarlo todo es un ganarlo todo. Aunque suene así también es el deseo de consolar a Jesús después de la negativa del Joven Rico, pues Pedro tiene un corazón grande.
Es verdad que por seguir a Cristo se dejan muchas cosas de este mundo, pero eso no significa que no se deje de amar, y de ser amado, es estar plenamente disponible para vivir en ese amor, movidos por el amor universal, que no se paga a corto plazo.
Lo que vale cuesta, el amor muchas veces supone sacrificio, pero vale la pena.

María llévanos a ponerlo todo en manos de tu Hijo Jesús. amén.

Un pobre sacerdote +++

MARTES VIII TIEMPO ORDINARIO