LUNES XXXIII TIEMPO ORDINARIO

APOCALIPSIS:

– El Señor muestra lo bueno y lo malo que hay en nuestra vida. Hoy nos muestra que hemos olvidado el AMOR PRIMERO, y llama a una verdadera conversión, a un parar en que ha caído y un volver a este amor, también viviendo las obras primeras.

– Dios alaba por su entereza, has sufrido por mí y no te has rendido a la fatiga. Seguro que en nuestra vida hemos sufrido por Cristo, hemos demostrado nuestro aguante y ha habido períodos en que no parecía cansarnos el trabajar por el bien. Pero tal vez también merecemos el reproche de abandonar el amor primero. La PERSEVERANCIA nos cuesta a todos: recordemos de dónde hemos caído, convirtámonos, y volvamos a proceder como antes: ¡Vuelve! Vivir una RENOVADA FIDELIDAD

SALMO:

“Al vencedor le daré a comer del árbol de la vida.”

Vivir la fidelidad al Señor con todo el corazón, sabiendo que nuestro gozo es el Señor. Es necesario vencer los desánimos del demonio y permanecer en el Señor para comer del árbol de la vida, para ir al cielo.

LUCAS:

– Ciego: “Jesús, hijo de David, ten compasión de mí”, grita lo más fuerte que puede, pues necesita de Jesús, quiere que Jesús obre el milagro en Él. Jesús pregunta ese “qué quieres que haga por Ti”, y el responde “Señor, que vea”. El Señor quiere ver primero de quien tiene sed nuestro corazón, en el ciego tiene se de Jesús por eso grita y grita hasta que le hace caso. Y después Jesús quiere escuchar del ciego lo que necesita, quiere saber lo que yo quiero, y así si es conforme a su voluntad, el Señor nos lo dará.

– Nosotros recobramos la luz, la mirada cuando nos acercamos a Jesús. Vayamos sin miedo a Jesús para que nos cure y nos ilumine la vida.

María, Madre llévanos a vivir en el la luz de tu Hijo, que nos devuelva la mirada, y nos ayude a volver a enamorarnos de Él y recuperar el Amor primero. Amén.

Un pobre sacerdote +++

LUNES XXXIII TIEMPO ORDINARIO