LUNES XXIX TIEMPO ORDINARIO

EFESIOS:
– Tenemos nuevo vida, ya no somos esclavos del pecado, por la acción de Dios rico en misericordia. Nunca podremos agradecer suficientemente esta obra de salvación y redención del Señor en nuestra vida. Ya no somos esclavos de nuestras concupiscencias, somos esclavos por Amor al Señor. La libertad que nos ha ganado Cristo, la podemos entregar a aquel que nos ha hecho libres para que nos enseña a amar.
– Somos OBRA DE DIOS, y el nos ha destinado para las buenas obras, las obras del Amor, las obras que el Espíritu Santo que nos inunda y llena hace en nosotros, la gran labor de nuestra vida está en DEJAR QUE EL ESPÍRITU OBRE LIBREMENTE EN NOSOTROS Y POR NOSOTROS.
– Dios nos ha amadas antes de que no lo mereciéramos, y nos ha llenado de su vida. Por lo que nuestra vida debe ser coherente conforme a esta acción de Dios en nosotros.

SALMO:
"El Señor nos hizo y somos suyos".
Reconozcamos a nuestro Salvador y dejemos que Él haga su obra en nosotros, ya que somos suyos, no queramos poseernos.

LUCAS:
+ No afanarnos con los bienes materiales, ni nos hagamos esclavos de ellos, porque esta misma noche nos pueden pedir la vida, y debemos estar preparados para tener todo puesto en el Señor. No almacenar cosas no importes, que nos pueden ser quitadas hoy mismo.
+ Ojo gran peligro de IDOLATRÍAS, que es la codicia que tenemos por el dinero, la fama, el poder, el placer, éxito… Ponemos nuestra confianza en algo frágil y caduco, y no en los valores duraderos. Lo claro es que NO SE PUEDE SERVIR A DOS SEÑORES.
+ El gran pecado del hombre de la parábola y nuestro, no es ser rico, ni preocuparse por el futuro; sino olvidar a Dios y cerrarse a los demás. Ser ricos antes Dios significa dar importancia a aquellas cosas que sí nos llevaremos con nosotros en la muerte: las buenas obras de san PAblo en la primera lectura.

María, Madre, que no nos apegamos nada más que a tu Hijo Jesús, y así vivamos pegados a Él, y no busquemos otras alegría, ni otros consuelos que en Él. Amén

un pobre sacerdote +++

LUNES XXIX TIEMPO ORDINARIO