LUNES XIV SEMANA TIEMP ORDINARIO

OSEAS:
– Dios el esposo, intenta convencer a su esposa, Israel, para que vuelva a él. Dios la correa como en el desierto, en la soledad, cuando seguía el enamoramiento, porque era reciente la liberación y el éxodo de Egipto. Dios a quiere de nuevo como esposa, para siempre. Y anuncia que aportará el derecho, la justicia, la misericordia, la compasión, la fidelidad.
– Oseas nos transmite la voz emocionada De Dios que nos anuncia su perdón y nos quiere reconquistar, llevándonos a la soledad del desierto, para ver si recapacitamos y volvemos al fervor primero. Quiere que volvamos a mirarle con los ojos con que se miran los novios, llenos de ilusión y amor. Que abandonemos nuestros baales particulares y le tengamos sólo a él como esposo.

SALMO
“El Señor es clemente y misericordioso”
Nos ayuda a emprender este camino de vuelta con confianza al Señor que no mira el pecado, sino que es bueno con todos, y que es un Dios dispuesto a la reconciliación en todo momento, que es cariñoso con todas sus criaturas.

MATEO:
– Hoy los hombres acuden a JEsús, pues Él es la única esperanza firme en sus vida, el único capaz de resucitar a los muertos, el único por encima de cualquier enfermedad o dificultad. Hay que tener la valentía de ir a Jesús de gritarle lo que necesitamos, de ir a tocarle confiadamente, sabiendo que su voluntad es la salvación del hombre.
– Ambas personas se le acercan con mucha fe a Jesús y obtienen lo que piden. Jesús es más fuerte que el mal, que la enfermedad y libera incluso de la muerte.
– En los sacramentos es donde nos acercábamos con más fe a Jesús y le tocamos, o mejor dicho nos toca Él a nosotros por la mediación de su Iglesia, para concedernos vida, y Vida en abundancia.
– El dolor de que padre y la vergüenza de aquella buena mujer pueden ser un buen símbolo de todos nuestros males. Y también hoy Jesús nos quiere atender y llenarnos de su fuerza y de su esperanza.

María, que vayamos a tocar a JEsús y nos escondamos en su corazón. Amén.

Un pobre sacerdote +++

LUNES XIV SEMANA TIEMPO ORDINARIO