LUNES X SEMANA TIEMPO ORDINARIO

2 CORINTIOS:
– Es el comienzo de la carta, y ya refleja las contradicciones que ha encontrado San Pablo en esta comunidad, había luchas y sufrimientos. Pero pablo empieza dando consuelo, aliento, ánimo, esperanza. Prevalece la confianza en Dios: en Él a encontrado la fuerte de su fuerza. Y todo por la experiencia del Amor que ha vivido él con Dios, que le lleva a querer llevar ese consuelo y esperanza a los demás.
– En la vida nos toca experimentar consuelos y penas, pobrezas y abundancias, éxitos y fracasos. Pues si nos toca sufrir como en los momentos de alegría, nos deberíamos sentir unido a Cristo donde rebosa el consuelo, el ánimo y la esperanza. Y desde aquí desde la experiencia de salvación y de amor De Dios, llevar esta Presencia que da vida a los demás, confortar y consolar a los demás.

SALMO:
“Gustad y ved qué bueno es el Señor.”
El salmo destaca la bondad De Dios, pues se fija en el afligió y lo escucha y lo salva. Dios siente un amor preferencial por los humildes, los pobres los necesitados, y si estos se acercan pidiendo misericordia Dios los escucha y los salva.

MATEO:
– Escuchamos hoy las Bienaventuranzas, que son el camino que nos conduce a Dios, al cielo, y que es el camino que recorre Jesucristo para que podamos también recorrerlo nosotros. Debemos por tanto verlas como un itinerario de vida que nos lleva por senda segura al Padre, mendigando cada día el Espíritu para poder llevarlo a cabo.
– Son las bienaventuranzas la Carta Magna del Reino De Dios, de este modo Jesús anuncia a sus seguidores la felicidad, la bienaventuranza, el camino hacia el proyecto De Dios, que es camino de vida. Pero es un camino un tanto paradójico según el mundo, pues llama felices a los pobres, a los humildes, a los de corazón misericordioso, a los que trabajan por La Paz, a los que lloran y son perseguidos, a los limpios de corazón. Claro que la felicidad no esta en la pobreza o en la persecución en sí, sino en lo que produce, en el premio que Jesús promete, que es la unión vital con Él para siempre. Este planteamiento de vida choca totalmente con el pensamiento del mundo.

María, Madre llévanos a vivir en el Espíritu que nos ayude a vivir en la Bienaventuranzas. Amén

Un pobre sacerdote +++

LUNES X SEMANA TIEMPO ORDINARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *