LUNES V SEMANA DE CUARESMA


DANIEL:
– Al mirar hoy este pasaje de la historia de Susana y los dos ancianos viciosos, vemos como es Dios, y como es su juicio misericordioso sobre el pecado y sobre nuestro pecado, pues Susana gracias a la intervención de Daniel sale absuelta.
– Incluso el nombre de Daniel significa “el Señor, mi juez”, para mostrar que el que sabe el designio de las cosas para juzgar el Dios, y no debemos juzgar sobre situaciones y pensamiento humanos. El único que juzga recto, porque juzga según el corazón y no según las apariencias, es Dios, esto es fundamental sino la pobre Susana hubiera sido apedreada.
– También es así Dios con nosotros, pero al aplicar el juicio lo hace con misericordia, para aquellos que quieren alcanzar misericordia, para aquellos que van a Dios arrepentidos, con un corazón contrito y humillado.

SALMO:
“Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú vas conmigo”
El Señor es nuestro pastor, que nos guía y nos conduce siempre por las cañadas que de verdad necesitamos, no sólo por las verdes en las que disfrutamos y todo es fácil y cómodo; sino también por las cañadas de cruz, en las que él nos sostiene acompaña y cuida de un modo más tierno y delicado.

JUAN:
– Hay un detalle del evangelio que me gusta mucho, es que todo el pueblo acudía a Jesús, todos necesitamos escuchar su Palabra, todos necesitamos tocarle para quedar sanos, pero sobre todo, todos necesitaban abrazar el Amor de Jesús, sentir este Amor misericordioso y salvador que transforma las vidas por entero. Hoy también nosotros todos, necesitamos ir a Jesús, necesitamos de Jesús.
– Ante el pasaje de la mujer adúltera lo primero que hay que mostrar es que la mujer está al descubierto, su pecado esta palpable, y lo primero que debemos ver es que para que Dios nos perdone nuestro pecado tiene que hacerse palpable a la Misericordia, para que Jesús lo pueda perdonar.
– Lo segundo es que Jesús que es el único que puede perdonar pecados hace una invitación a no volver a pecador, si que es necesario vivir en la vida cristiana un verdadero propósito de enmienda, real, claro y posible para vivirlo, iluminado por la gracia que el Señor nos da.
– Yo creo que sería muy bueno hacer un buen examen de conciencia que nos lleve a una buena confesión con un propósito de enmienda serio en esta cuaresma.

María, madre, llévanos a vivir en la Misericordia de tu Hijo Jesucristo. Amén

Un pobre sacerdote +++

LUNES V SEMANA DE CUARESMA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *