LUNES DE LA PRIMERA SEMANA DE ADVIENTO

ISAÍAS:
– Hoy vemos que en la profecía, Isaías nos muestra que ve la historia desde los ojos De Dios, anuncia La Luz y la salvación. Y muestra sobre todo que habrá paz cuando sucede esto. La Luz da orientación, da paz, da buena perspectiva. Empezamos con anuncios que alimentan nuestra confianza.
– Que bueno es que el Señor nos muestre su luz y nos de su paz para que crezcamos en la confianza, y sobre todo en este principio de Adviento, es una toma de contacto que nos ayuda a creer y esperar en el que viene a salvarnos y liberarnos de todo mal y de todo pecado.

SALMO:
"Vamos alegres a la casa del Señor".
Que bueno es buscar ir a la casa del Señor, peregrinar como el pueblo hacia el Señor para que Él sea el que nos trae La Paz y nosotros vivamos seguros en su presencia. Que hay mejor que gustar y desear todo bien del Señor.

MATEO:
"Basta que lo digas de Palabra". El centurión romano reconoce misteriosamente el poder de la palabra del hombre que tiene enfrente. Así como al comienzo del Génesis Dios creó a través del poder de su palabra, de la misma manera Jesús también hace que sucedan cosas solo por el poder de su palabra. Y la fe de este hombre es alabada por el Señor. Que ´le nos conceda renovar nuestra fe en la Palabra De Dios en este tiempo de Adviento." (Del comentario del Magnificat)

– Los milagrosa de Jesús son signos de que ya está irrumpiendo el Reino De Dios. Lo que el profeta había anunciado, lo cumple Jesús, Él es la verdadera Luz, el nuevo vástago que esperaba el pueblo.
– "Señor, no soy digno", buena expresión de humildad y de confianza. Jesús le alaba por su actitud y su fe.
– Es tiempo de gracia y de fe para todos este Adviento. Es un tiempo en que se pregona la confianza. Dios quiere salvar a todos, sea cual sea su estado anímico, su historia personal o común. El faro con el que vemos ahora es la Iglesia, la comunidad de Jesús, si en verdad sabemos anunciar al mundo la Buena Noticia de su Evangelio.

María que vivamos confiadamente en tu Hijo Jesús. Amén.

Un pobre sacerdote +++

LUNES DE LA PRIMERA SEMANA DE ADVIENTO