LECTURAS LOS SANTOS INOCENTES

28 de diciembre

1 JUAN:

– Vivir en La Luz del Señor no es compatible con seguir viviendo en las tinieblas del pecado, tenemos que hacer una opción verdadera por la salvación, por el amor De Dios, que nos lleve a aborrecer el pecado y luchar día tras día por salir de las Tinieblas y vivir en su Luz maravillosa. Esto se notará en el trato con Dios, pero sobre todo en el trato con los hermanos que compartimos vivir juntos en La Luz De Dios.

– Para vivir todo esto hay que empezar por reconocer claramente y sin tapujos que somos pecadores, y sobre todo ante Dios, que ha enviado a su Hijo para salvarnos, para liberarnos del pecado, Él es víctima de propiciación por nuestro pecados. Pues dejémonos salvar por Él reconociendo nuestro pecados, y viviendo según su Misericordia infinita.

SALMO:

«Hemos salvado la vida, como un pájaro de la trampa del cazador.»

Si el Señor no hubiera estado con nosotros, nuestro destino es la muerte eterna, el infierno, la condenación. Pero cuando estábamos para bajar a esta fosa, Dios ha venido a salvarnos, nos ha cogido de la mano y nos ha llevado a su lado, para que no vivamos para la condenación sino para la salvación.

Sólo el Señor tiene poder para romper estas cadenas, Él es el auxilio que nos salva, Él es la mano que nos guía, Él es el amor que conmueve todo y transforma todo.

MATEO:

+ Al leer este pasaje nos damos cuenta de la importancia de las elecciones que cada uno de los hombres hacemos en nuestra vida, y a quien entregamos nuestro corazón. Si dejamos guiar nuestra vida por las tinieblas, seremos capaces de lo más atroz, incluso con la gente que aparentemente queremos; y si nos dejamos guiar por La Luz De Dios, seremos capaces también de bienes inimaginables para nuestra pobre humanidad.

+ Se puede establecer un paralelo entre Moisés, liberado de la matanza de los niños judíos en Egipto, y Jesús, salvado de la matanza de los niños por parte de Herodes. Los dos van a ser liberados de los demás: del pueblo de Israel y de toda la humanidad.

Los niños de Belén, sin saberlo ellos, y sin ninguna culpa, son mártires. Dan testimonio no de palabra sino con su muerte. Sin saberlo, se unen a Jesús que será también mártir. El amor De Dios se manifiesta en la Navidad, pero el mal existe y el desamor de los hombres ocasiona a lo largo de la historia es esas como ésta y peores.

+ La Navidad se vincula a la Pascua. En el Nacimiento ya está incluida la entrega De la Cruz. Y en la Pascua sigue estando presente el misterio de la Encarnación: la carne que Jesús tuvo de la Virgen María es la que se entrega por la salvación del mundo.

María Madre que no tengamos miedo a cargar la Cruz con Jesús, pero que no dejemos que las Tinieblas del Pecado, oscurezcan la Gracia de su Amor misericordiosos. Amén.

Un pobre sacerdote +++

LECTURAS LOS SANTOS INOCENTES 28 de diciembre