LA PRESENTACIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN
Comentario a las lecturas

ZACARÍAS:
– La alegría del Pueblo de Israel, es que el Señor viene a habitar en medio de él. Que gozo verdadero es que el Señor viva en nosotros, pues es su presencia la que vale más que la vida, y es en su presencia en la que debemos vivir cada cosa para vivirlas en plenitud. Es precioso ver como el Señor quiere habitar en medio de todos los pueblos, cómo quiere ser el Dios de todos, y cuidarlos. Esto se nota también en que el Señor elige a su pueblo como su lote preferido, como su herencia donde quiere levantar su morada.
– Que gran regalo es caer en la cuenta que cada uno de nosotros también somos elegidos por Dios, pues es el Señor quien todo lo puede, y es el Señor el que mora en nosotros de un modo tan especial desde el Bautismo. Somos sus hijos, somos templos De Dios, y si nosotros no nos separamos de Él, Él nunca se separa de nosotros, y aunque nos separemos, Él no deja de buscarnos y atraernos con lazos de amor.

SALMO:
“El Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo.”
Que decir sobre el Magnificat, que es el mejor canto de acción de gracias porque Dios siempre está grande con nosotros. Él siempre nos concede lo que más conviene y nos guarda y nos dirige sabiamente. Él nos ama sabiendo que somos pobres y pequeños, pero se fija en esta pequeñez y desde ella con el poder de su Gracia, con el poder de su Amor, Dios va construyendo una obra grande.
Rezar el Magnificat en el día de la Presentación de la Virgen María, tiene aun más sentido, para corroborar esa elección De Dios en el templo, y que en verdad María es la discípula predilecta del Padre, cuidada desde su concepción, y mimada con obras grandes aunque delicadas.

MATEO:
– Jesús define a su Madre y sus hermanos, como los que buscan la voluntad de su Padre que está en los cielos. Y es verdad, la Virgen María, sólo ha querido ser y vivir en la voluntad De Dios. Desde esa tendencia a ser para Dios desde su más tierna infancia, hasta es búsqueda delicada de los mandatos del Señor en cada pequeña acción de su vida, con un cuidado verdadero, con una delicadeza propia de la Madre De Dios.
– Hoy María es presentada en el Templo, y es para mostrar que es para Dios, es para esta voluntad por la que es alabada por su Hijo Jesucristo. Esta elección De Dios en María, reclama también que nos paremos a mirar como el Señor también nos elige a nosotros cada día, como nos busca, como quiere que vivamos en su voluntad, para que lleguemos a vivir en la verdadera felicidad, en la realización de nuestra vida según Dios.

María, enséñanos a entregarnos totalmente a la Voluntad De Dios, primero a buscarla, después a escucharla y guardarla en el corazón y por último a vivirla con la misma delicadeza y ternura que la viviste tú. Amén.

Un pobre sacerdote +++

LA PRESENTACIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN Comentario a las lecturas