LA CONVERSIÓN DE SAN PABLO
Comentario a las lecturas

HECHOS:
– El encuentro y la vocación de San Pablo con Cristo cambió radicalmente su vida: de perseguidor se convirtió en apóstol decidido, dando testimonio de su fe con una admirable valentía a lo largo del resto de sus años. Es la cristofanía en el camino de Damasco lo que cambia su vida, el encuentro con Cristo que le ama. Y luego es acogido por la comunidad cristiana por medio de Ananías.

SALMO:
"Id al mundo entero y proclamad el evangelio."
Es una llamada a anunciar al Señor a todas las gentes, para que sean un pueblo de alabanza, por la experiencia de la misericordia y de la fidelidad de un Dios que está totalmente enamorado de los hombres.

MARCOS:
– Aparece la gran consigna de Jesús, la evangelización a todo el mundo y hasta el final de los tiempos. Es la misión que Dios pone no sólo a los apóstoles, sino a todas las discípulos.

1. LA INICIATIVA ES DEL SEÑOR JESÚS: San Pablo era la persona que menos se esperaría que fuera elegido como apóstol, pero Jesús elige a los que Él quiere, y suelen ser los que no valen o los que más nos sorprenden según un pensamiento humanos. Jesús da un voto de confianza a Pablo, que será el gran apóstol de los gentiles, por lo que la iniciativa De Dios siempre es la mejor.

2. LA RESPUESTA DE PABLO: es admirable que sea tan decidida, tan instantánea, además que es un encuentro que le cambia totalmente la vida, y toda la vida. Esto se ve en que San Pablo se mostró siempre intrépido y nadie le pudo hacer callar. Su amor a Cristo fue el motor de toda su vida, podemos recordar frases suyas: "para mi la vida es Cristo", "vivo yo, pero no soy yo, es Cristo quien vive en mí", "sé de quién me he fiado".

3. ACTITUD DE LA COMUNIDAD CRISTIANA DE DAMASCO: por medio de Ananías la Iglesia recibe y acoge a Pablo, y le lleva a vivir en su maternidad. Por eso es tan importante dar un voto de confianza a los que se convierten y se acercan al Señor, pues Dios está haciendo una obra de Amor con ellos.
Además con más sentido en este día en el que CONCLUIMOS EL OCTAVARIO DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS, tenemos que tener un espíritu de acogida y de unidad, pero siempre desde la Verdad.

María, Madre llevamos a una verdadera conversión del Corazón, para vivir cada día el encuentro con Cristo, y el encuentro con los hermanos. Amén.

Un pobre sacerdote +++

LA CONVERSIÓN DE SAN PABLO Comentario a las lecturas