LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR

HECHOS:

– Teófilo: significa hijo De Dios, san Lucas dirige sus libros a los hijos De Dios, esto es a ti y a mí, que lo escuchamos y acogemos en nuestro corazón para hacerlos vida.

– Podríamos decir que la Ascensión, es el punto de llegada de la misión de Jesús, y el punto de partida de la misión De la Iglesia. Jesús ha culminado su presencia en carne mortal en la tierra, y ahora es a la Iglesia, a es pequeña comunidad guiada por los once, llevar adelante la misma misión de Jesús en la Tierra, instaurar su Reino en el mundo, para ello les promete este bautismo en el Espíritu Santo, que les dará fuerza y valentía para llevar a cabo dicha misión.

– La primera comunidad cristiana, se convierte de este modo en la presencia viviente de Jesucristo, y debe vivir de fe, para mostrar a Dios en su caminar, en su predicar, pero sobre todo en su vivir.

SALMO:

«Dios asciende entre aclamaciones; el Señor, al son de trompetas».

Este salmo llevamos varios rezándolo en la liturgia eucarística varios días, solo destacar que cambia la antífona que repetimos. Hemos pasado de declarar que Dios es el Rey del mundo, a mostrar que el Señor llega al Cielo con la alabanza y glorificación de los ángeles y nosotros nos unimos a esta alabanza cantado con alegría este salmo.

EFESIOS:

– La pedimos al Señor que nos regale espíritu de sabiduría y revelación para conocerlo, esto es que nos colme con su Espíritu Santo para que nos lleve a una verdadera unión de corazones con Jesucristo y esto nos lleve a vivir en un pleno conocimiento del Señor, porque caminemos hacia el cielo, donde le conoceremos plenamente, en una unión de mentes, que no ayude a conocer lo que le agrada, su voluntad.

– Después le pedimos al Señor que nos ilumine en los ojos del corazón para comprender:

+ La esperanza a la os llama.

+ La riqueza de gloria que da en herencia a Los Santos.

+ La extraordinaria grandeza de su poder en favor nuestro.

Al ver como apuesta por nosotros el Señor, para cosas grandes, no podemos empequeñecernos nosotros, sino que le debemos dejar hacer su obra de santidad en nosotros.

– Hay que comprender la grandeza del misterio de Cristo, y para ello Dios nos regala el Espíritu, que se nos da por el costado de Cristo abierto en la Cruz, y que nos abre las puertas del cielo, para que podamos vivir en una unión profunda que nos lleve a gozar eternamente de su Presencia.

MATEO:

– Jesús habla de que el tiene todo poder en el cielo y en la tierra. Por eso debemos confiar en Él y vivir siempre en sus manos poderosas, que nos llevaran a saber ganar las más terribles batallas, no según los vanos criterios humanos, sino con los criterios De Dios, los criterios de Cristo, los criterios del Evangelio, que es ante todo por la Justicia De Dios, que es su Amor Misericordioso.

– Les manda a seguir su misión, a seguir bautizando, esto es a seguir haciendo hijos De Dios, pues Dios nos ama como hijos, solo falta que los hijos amen a su Padre. Y les pide Jesús que este anunciar el Evangelio y Bautizar, sea acompañado por una verdadera enseñanza de vida, pues les pide que les enseñe a guardar todo lo que Él nos ha mandado. No vale con Bautizar, con anunciar el Evangelio, hay que acompañar y enseñar a vivir como Cristianos, por eso es precioso ver a los primeros cristianos acompañando a la primeras comunidades para que no se desvíen y crezcan en el Señor, en su voluntad.

– YO ESTOY CON VOSOTROS TODOS LOS DÍAS, HASTA EL FINAL DE LOS TIEMPOS. Esta frase es de gran consuelo, sabemos por propia experiencia que esto es verdad, que el Señor nos acompaña y nos guía cada día y que no nos deja sólo, incluso en la dificultad más grande o en la noche más oscura

LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR