JUEVES XXX TIEMPO ORDINARIO

ROMANOS:
– San Pablo hoy entona un himno triunfal, un himno al amor que nos tiene Dios. Canta la seguridad que nos da el sabernos amados por Dios: «si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros?» Nada podrá apartarnos del amor De Dios manifestado en Cristo Jesús, pues Él siempre está con nosotros, y no se separará jamás.

– La confianza en Dios fue para San Pablo el punto de apoyo en sus momentos difíciles, el motor de su vida, la motivación de su entrega absoluta a la tarea misionera de la evangelización. Se sintió amado por Dios y elegido personalmente por Cristo para una misión. Lo que nos da es confianza y esa seguridad es el amor que Dios nos tiene, que siempre es firme y siempre es digno de confianza.

– Tenemos que tener claro que Dios nos ama, que Cristo está de nuestra parte e intercede por nosotros, y que gracias a Él, vencemos fácilmente por aquél que nos ha amado. Nada podrá separarnos del Amor de Cristo Jesús, pero debemos vivir unidos a Él cada día.

SALMO:
«Sálvame, Señor, por tu bondad.»
Reconoce la pequeñez del hombre, y la grandeza De Dios, pero está grandeza se muestra en la ternura, la bondad, la delicadeza que muestra al salvar al hombre. Y esto lleva a una continua alabanza y acción de gracias por la obra De Dios en nosotros.

LUCAS:

+ La idea de la muerte de Jesús le entristece, sobre todo por la ingratitud de la ciudad santa, Jerusalén; pero dentro de este dramatismo es entrañable que se compare a sí mismo con la gallina que quiere reunir a sus pollitos bajo sus alas.

+ Jesus tiene clara su entrega por nosotros, pero debemos preguntarnos ¿estamos dispuestos a una entrega tan decidida como la de Jesús?

María, llévanos a una entrega generosa y total por tu Hijo, para que vivamos en una unión con Él y revestidos de su misericordia nos entreguemos totalmente a nuestros hermanos. Amén

Un pobre sacerdote +++

JUEVES XXX TIEMPO ORDINARIO