JUEVES XII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

GÉNESIS:

– Hoy vemos algo que estaba permitido en el tiempo de Abrahán, y es que tenga un hijo de la esclava. Pero pasa que la esclava se envalentona ante su ama, quiere que su hijo sea reconocido como suyo, Sra se deja comer por los celos y la expulsa, el padre tiene que permitirlo, aunque quiere a Agar y al hijo que va tener… Dios sigue llevando adelante su programa de salvación, también a través de estas miserias humanas.

– Teneos que saber reconocer los caminamos De Dios también en direcciones que nos parecen sorprendentes. Porque Él es siempre original y escapa a nuestros cálculos. Pues el hijo de la esclava tamibén tiene parte en la historia de la salvación. Ismael significa Dios escucha. Pues Dios ha escuchado la aflicción de su madre. Dios ama a todos y hace una historia de amor con todos, y en más sorprendente con quien menos esperamos. Que Dios ame también a Ismael nos enseña que debemos tener un corazón más universal y abierto a los que son de distinta raza, cultura y nación.

SALMO:

«Dad gracias al Señor porque es bueno»

MATEO:
– Hoy Jesús nos invita a no decir sólo palabras piadosas, sino de cumplir lo que esas palabras prometen. No debe haber divorcio entre las palabras y los hechos. Y Jesús propone una comparación relacionada con la misma ideas: el edificio que se construyes sobre roca o sobre arena. Es una imagen muy plástica: si la casa está edificada sobre roca, resistirá las inclemencias, si sobre arena, pronto se derrumbará.
– Debemos escuchar la Palabra de Jesús e intentar ponerlas por obra en nuestra vida, debeos construir sólidamente el edificio de nuestra persona o de la comunidad. Jesús nos avisa que, si no se dan estos frutos prácticos, no nos valdrá recurrir a que hemos dicho cosas bonitas, o rezado, o profetizado en su nombres, o incluso expulsado demonios. Nosotros mismos, construyendo en el futuro en falso, nos estamos abriendo nuestra propia tumba, vamos a la ruina.

María, Madre que construyamos nuestra vida sobre la Roca que es tu Hijo Jesús. Amén.

Un pobre sacerdote ´+++

JUEVES XII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO