JUEVES XII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

2 REYES:
– Hoy vemos como el rey Jeconías, al que se le presenta como uno que hizo lo que el Señor reprueba, tuvo que rendirse al ejército de Babilonia y marchó al destierro junto con las personas más representativas y útiles de la sociedad.
– Cuando suceden catástrofes, tanto personales como comunitarias, deberíamos sacar consecuencias y reflexionar sobre las causas que las han originado y sobre la parte de culpa que todos tenemos.
– Debemos saber escarmentar ya que nos hace humildes, nos predispone a reconocer el protagonismo De Dios y nuestra infidelidad a su amor.

SALMO:
“Por el honor de tu nombre, Señor, líbranos.”
El salmo expresa muy bien la catástrofe que todo esto supuso, con la profanación y el pillaje del Templo. Además de lamentarse de la desgracia del pueblo, es también una oración que reconoce la culpa y pide a Dios su protección. Dios saca bien incluso de nuestras miserias: nos purifica, nos hace recapacitar, nos ayuda a aprender las lecciones de la vida para no volver a caer en las mismas infidelidades y fallos.

MATEO:
– Hoy Jesús nos invita a no decir sólo palabras piadosas, sino de cumplir lo que esas palabras prometen. No debe haber divorcio entre las palabras y los hechos. Y Jesús propone una comparación relacionada con la misma ideas: el edificio que se construyes sobre roca o sobre arena. Es una imagen muy plástica: si la casa está edificada sobre roca, resistirá las inclemencias, si sobre arena, pronto se derrumbará.
– Debemos escuchar la Palabra de Jesús e intentar ponerlas por obra en nuestra vida, debeos construir sólidamente el edificio de nuestra persona o de la comunidad. Jesús nos avisa que, si no se dan estos frutos prácticos, no nos valdrá recurrir a que hemos dicho cosas bonitas, o rezado, o profetizado en su nombres, o incluso expulsado demonios. Nosotros mismos, construyendo en el futuro en falso, nos estamos abriendo nuestra propia tumba, vamos a la ruina.

María, Madre que construyamos nuestra vida sobre la Roca que es tu Hijo Jesús. Amén.

Un pobre sacerdote ´+++

JUEVES XII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO