JUEVES XI SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

2 CORINTIOS:

– Unos predicadores judaizantes, achacan a San Pablo que su doctrina es demasiado abierta y poco respetuosa de la tradición judía, están sembrando cizaña en la comunidad de Corinto, y lo peor es que la comunidad, da oídos a esos que él llama irónicamente superapóstoles. La comunidad cristiana, la esposa de Cristo, se está dejando engañar como Eva por la serpiente. Esto le pasa también a cada uno de nosotros que vivimos en comunidad Cristiana, pues nos vamos dejando llevando más por el mundo, y le damos oídos que nos crean dudas que nos separan De Dios.

– Otra cosa que impresiona de San Pablo de hoy, es que no quiere ser gravoso en nada a la comunidad, quiere trabajar con sus propias manos, no que le mantengan. Lo que puede parecer signo de humildad y de gratuidad en su entrega, lo interpretan como que no se hace valer, tal vez porque el mismo no está convencido de ser auténtico apóstol.

– En el mundo actual hay voces seductoras que distraen, que corrompen la sana doctrina o conducen a un modo de obrar no conforme con el estilo del Evangelio y el Espíritu de Cristo. No nos puede dejar indiferente el que se pierda la fe, que se pervierta el modo de pensar y se abandone la entrega y fidelidad a Cristo. El amor a Cristo y el amor a la humanidad, nos deben guiar en nuestra entrega y en nuestro testimonio.

SALMO:

“Justicia y verdad son las obras de tus manos, Señor.”

El salmo empieza dando gracias por las obra De Dios, después continúa alabando la justicia y las maravillas De Dios, en especial por su piedad, por su misericordia. Y desde este momento el salmo empieza a pensar en que hay que cumplir los mandatos y preceptos del Señor, porque sólo Él es digno de confianza.

MATEO:

– Dios espera que le presentemos nuestras necesidades, que le reconozcamos a él como fuente de todo bien, como aquel que es capaz de dárnoslo todo con su amor, espera que pongamos en Él nuestra esperanza. todas nuestras necesidades están presentes en el Padre nuestro.

– Que nuestra oración no sea una oración con muchas palabras, porque Dios ya conoce lo que le vamos a decir. Jesús nos da un modelo de oración, que es el Padrenuestro. Resumen de la espiritualidad del Antiguo y del Nuevo Testamento.

– Primero nos hace pensar en Dios, que es nuestro Padre, en su nombre, su reino, su voluntad. Mostramos nuestro deseo de sintonizar con Dios y de vivir por y para Él.

– En segundo lugar pasa a nuestras necesidades: el pan de cada día, el perdón de nuestras faltas, la fuerza para no caer en tentación y vencer el mal. Jesús destaca, al final, una petición que tal vez nos resulta la más incómoda: “si no perdonáis a los demás, tampoco seréis perdonado”. Es necesario vivir en la misericordia De Dios.

– Hoy es un Buen Día para rezar despacio el Padrenuestro, pensando en sus palabras, agradeciendo a Jesús que nos lo haya enseñado como la oración de los que se sienten y son hijos De Dios y hermanos de los demás. Y que nos enseña Jesús a hacerlo vida en nosotros.

María, MAdre haznos viviremos como hijos De Dios, y como hermanos en Cristo. Amén.

Un pobre sacerdote +++

JUEVES XI SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO