JUEVES V SEMANA DE PASCUA

HECHOS:
– San Pedro ante la discusión que también escuchábamos ayer empiezan a exponer la situación, a la que los demás escuchaban en silencio, que ejemplo de saber habla y escuchar. Y El Centro de su exposición es que creemos que todos nos salvamos por la gracia del Señor Jesús.
– Después de diferentes aportaciones, se va decidiendo que los que se convierten no tienen que circuncidarse, sino abstenerse de la idolatría, sino declarar a Dios como su Dios y Señor.
– La Asamblea que se reunió n Jerusalén, a pesar de las fuertes contraposiciones, dio la imagen de una comunidad capaz de escuchar, de valorar pros y contras, de saber reconocer los pasos de apertura que el Espíritu les está inspirando, aunque fueran incómodos. Cada uno de nosotros debemos buscar en nuestras comunidades vivir en este modo dialogante y ordenar de este modo las cosas según Dios.

SALMO:
“Contad las maravillas del Señor a todas las naciones”
El salmo de hoy también tiene una actitud misionera. empieza con una alabanza a Dios que digno de toda bendición, es una alabanza por su grandeza. Y después es una invitación a un anuncio explícito de las maravillas y grandezas del Señor en nuestra vida.

JUAN:
– Jesús hoy da un mandato claro y conciso: “COMO EL PADRE ME HA AMADO, ASÍ OS HE AMADO YO; PERMANECED EN MI AMOR; SI GUARDÁIS MIS MANDAMIENTOS; PERMANECERÉIS EN MI AMOR.” Que importante es esta unión vital con Cristo, esta unión de corazones que hacen vivir nuevas todas las cosas y que hacen rebosar el corazón de la verdadera alegría.
– Hay que permanecer en el Amor del Señor, guardando sus mandamientos, Dios nos ha dado los mandamientos para que vivamos en Él y no nos extraviemos, sino que vivamos en su infinita misericordia y en su infinito cuidado, y de este modo no nos separemos de Él. De este modo la alegría brotará del amor y de la fidelidad con que se guardan en la vida concreta la leyes del amor, los mandamientos del Señor.

María , Madre llévanos a vivir en los mandamientos del Señor, para vivir en su Amor por siempre. Amén..

Un pobre sacerdote. +++

JUEVES V SEMANA DE PASCUA