JUEVES IV SEMANA DE CUARESMA

ÉXODO:
– Hoy contemplamos como día tras día el pueblo se aparta del Señor y busca otros dioses, perfectamente se puede identificar con nosotros que nos separamos de su amor día tras día. Pero a su vez vemos a un hombre fiel Moisés, que intercede por su pueblo para que el Señor les de una oportunidad más, y el Señor se compadece y no destruye al pueblo sino que le da una nueva oportunidad. También nosotros tenemos a uno que intercede por nosotros y por nuestro pecados a cada instante, y que ofrece su vida por el perdón de nuestros pecados, Jesucristo, Él es nuestra esperanza y nuestro intercesor fiel ante el Padre.
– Se puede unir por eso muy fácilmente a Moisés intercediendo por su pueblo y a Jesús caminando a la cruz para entregar su vida por la salvación de todos. Pero el argumento más fuerte que usan ambos para interceder por su pueblo, es que no son suyos sino De Dios, son tuyos oh Padre, es el pueblo del Señor. Somos hijos De Dios y nuestro Padre se conmueve con nosotros, si lo recordamos es la mejor forma de interceder ante Dios y también de reconocer nuestra dignidad.

SALMO:
“Acuérdate de mí, Señor, por amor a tu pueblo.”
Es una prolongación de la primera lectura, es por el Amor que Dios nos tiene por el que tiene que no destruir al pueblo, sino seguir dándole oportunidades.

JUAN:
– Vemos lo que Dios busca para nosotros, la salvación. Dios es un Dios de Amor de salvación de perdón, por eso debemos ir a dejar toda nuestra vida en sus manos para que nos salve. Por eso Jesús no hace otra cosa que amarnos con locura, e interceder por nosotros ante el Padre para que tengamos vida, y vida en abundancia.
– Amamos a Dios y su causa, y por eso nos debe doler la situación de increencia del mundo de hoy. Pero a la vez amamos a nuestros hermanos de todo el mundo y nos preocupamos de su bien. También es algo a cuidar día tras día, unir totalmente la fe y el amor, para que nuestra fe no se hueca y vacía.
– Se trata de aceptar a Cristo en todo, para tener parte con Él en la Vida.

María, Madre llévanos a ser fieles intercesores ante Dios por el prójimo. Amén.

Un pobre sacerdote +++

JUEVES IV SEMANA DE CUARESMA