JUEVES I SEMANA DE CUARESMA

ESTER:

– Es admirable la oración de Ester, una muchacha judía que ha logrado pertenecer al grupo de las esposas del rey de Persia. Ahora está temblando de miedo porque su pueblo corre peligro de desaparecer víctima de las intrigas de un ministro que los odia. La oración que pronuncia nos invita a tener confianza en Dios, porque siempre está dispuesto a ayudarnos en nuestra lucha contra el mal.

– Ester no se fía de sus propias fuerzas y por eso invoca humildemente a dios para que le ayuda en este momento tan difícil. Reconoce la grandeza De Dios y la cercanía que tiene con su pueblo, pero a la vez es una oración humilde y confiada en el Amor Misericordioso del Señor.

SALMO:

“Cuando te invoqué, me escuchaste, Señor.”

Que gran descanso en nuestra vida es saber que tú Señor siempre estás con el oído puesto para cubrir las necesidades de nuestra vida. Ayúdanos a poner todo nuestro ser en tus manos pues tú quieres lo mejor para nosotros.

MATEO:

– Dios está siempre atento a nuestra oración. ¡Cuánto más Dios, que es nuestro Padre, que siempre está atento a lo que necesitamos!

– Jesús nos asegura que nuestra oración nunca deja de ser escuchada por Dios. Si tu oración no es escuchada, es porque no pides como debes o porque pides lo que no debes.

– Oración, es ya respuesta a la oferta De Dios, que se adelanta a desear nuestro bien más que nosotros mismos. Nuestra oración es eficaz, porque nos hemos puesto en sintonía con Dios y nos identificamos con su voluntad, con su deseo de salvación para todos los hombres.

María, llévanos a pedir conforme a la voluntad del Padre. Amén.

Un pobre sacerdote +++

JUEVES I SEMANA DE CUARESMA