JUEVES I DE ADVIENTO

ISAÍAS:
– Poner nuestra confianza en Aquel que puede sostener toda nuestra vida, en todo momento y en todo lugar. Para ello hay que vivir en la lealtad del Señor, viviendo un ánimo firme y buscando confiar pero desde la paz del Señor. Que gran descanso es poder descansar nuestra vida en tan buena Roca que sostiene nuestra vida.
– Necesitamos una ciudad fuerte que garantice la paz y la victoria; el pueblo de Dios puede confiar en el Señor, nuestro Dios, porque la fuerza de Dios no tiene límites.
– Sólo acertaremos en la vida si ponemos de veras nuestra confianza en el Señor. Un pueblo que confía en el Señor, que sigue sus mandatos y observa la lealtad, es feliz. Nuestra Roca es Dios.

SALMO:
Salmo que reciba el pueblo de Israel en la fiesta de las Tiendas, es un himno de acción de gracias puesto en labios de la comunidad personificada, completado con una serie de responsorios. Recitado por diversos grupos cuando la procesión entraba en el Templo.
"Bendito el que viene en nombre del Señor."
Dar gracias al Señor y volver a refugiarse en Él, ya que es el único digno de confianza. Es una continua acción de gracias por la salvación que Dios da, y a la vez una continua petición de auxilio, mendigando la salvación de Dios.

MATEO:
+ Lo que nos lleva al cielo es la Obediencia, es vivir en y de la voluntad del Padre. Esto se lleva a cabo poniendo en práctica las palabras del Señor. Por lo que hay que hacer dos actos primero escuchar la Palabra con todo el ser, y luego ponerla en práctica también con todo el ser. Esto muestra que son las obras las que prolongan la vida de una fe consciente. El modo de medir la escucha de la Palabra es si las ponemos en práctica o no.
+ Tenemos que preguntar si en la construcción de nuestra propia persona o de la comunidad nos fiamos de nuestras propias fuerzas, o de unas instituciones, o unas estructuras, o unas doctrinas, sólo si nos fiamos de esto estamos abocados a la ruina. Hay que edificar sobre la Palabra de Dios escucha, aceptada y vivida, que es que Cristo se haga carne en nosotros, que sea la Roca cimiento y la Roca que une y soporta todo.

María, Madre de Jesús, Modelo admirable, mujer de fe, totalmente disponible ante Dios, que edificaste tu vida sobra la roca de la Palabra, ayúdanos a vivir nosotros también en obediencia a la Palabra de Dios y que sea toda nuestra vida. Amén.

Un pobre sacerdote +++

JUEVES I DE ADVIENTO