INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

(Comentario a las Lecturas)

GÉNESIS:

– Cuando pecamos nos escondemos, nos apartamos de Dios igual que Adán y Eva. Además tendemos a culpar de nuestra elección siempre a otro, ha sido por culpa de la mujer, de la serpiente…

– Además todo pecado lleva unas consecuencias, por eso no es que Dios expulse del paraíso sino que el hombre se expulsa a sí mismo por el pecado. Dios ha creado todo para el hombre, por Amor al hombres, y la elección del pecado por parte del hombre, lleva a unas consecuencias que ha quedado herida la humanidad y ha perdido el equilibrio y la armonía iniciales.

SALMO:

«Cantad al Señor un cántico nuevo, porque ha hecho maravillas.»

Que grande es reconocer siempre que la victoria es de nuestro Dios. Pero que esta victoria no es según los criterios de este mundo, ni según los modos de este mundo. Sino que es por su misericordia y su fidelidad, y ante este amor tan grande alabamos y bendecimos a Dios.

EFESIOS:

– Somos elegidos y bendecidos en Cristo, no en nosotros, sino en su persona, en su Nombre sobre todo nombre; hemos sido elegido para un ideal de altura, para la Santidad para el Amor sin límites, para la plenitud, para ser hijos de Dios. Y aquí está nuestra respuesta a tal elección, a vivir según nuestro Padre, según su voluntad, y de este modo en una continua alabanza a su Gloria, a su Amor…

– Se muestra así la iniciativa de Dios en su elección; y la respuesta del hombre en una continua alabanza a su Dios Amor.

LUCAS:

– Al contemplar la anunciación contemplamos el Sí de María sin reservas a tanto amor como Dios nos tiene y no duda en tenernos.

– La iniciativa es de Dios, que actúa por su Espiritu y envía como Salvador a su Hijo. Pero esta iniciativa de Dios encuentra respuesta en la humilde María, que ha sido elegida, llena de gracia, y se muestra plenamente abierta a la Palabra de Dios y disponible a lo que Dios le quiera pedir. Así con el «hágase en mí según tu Palabra»: acoge con un corazón abierto y grande la obra de la salvación de la humanidad en su seno.

INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA comentario a las lecturas