DEDICACIÓN BASÍLICA DE LETRÁN

comentario a las lecturas

EZEQUIEL:

– Bajaba agua del lado derecho del Templo, por donde pasa este agua hace que florezca la vida, tanto a sus orillas como en su interior. Es un torrente de agua viva que sanea todo lo que está contaminado y sin vida.

– Esta es una imagen profética que tiene Ezequiel en el destierro, y que llena de consuelo y de esperanza al pueblo. Hoy especialmente con la reconstrucción del Templo, del que mana el agua viva de Dios. Es símbolo de la novedad de Dios, de la novedad de corazón y la novedad del Espíritu.

1 CORINTIOS:

– San Pablo nos recuerda que el que nos edifica y sostiene es el Señor. Pero que cada uno de nosotros debemos corresponder y dejar al Divino Arquitecto llevar las riendas de nuestra vida.

– También es bueno pensar que somos templo de Dios santo, esto es que Dios vive en nosotros, y así debemos cuidar el templo de Dios que es nuestra cuerpo, nuestro ser, pero por añadidura también el de cada ser humano creado a imagen y semejanza de Dios, y donde Dios quiere habitar.

– De este modo vemos que la Iglesia – edificio, tiene que convertirse en lo que es de verdad, iglesia – comunidad.

SALMO:

“El correr de las acequias alegra la ciudad de Dios, el Altísimo consagra su morada”.

Dios elige un templo para morar, es el templo de su presencia el que hay que cuidar, es el templo al que da fuerza cada día para continuar y que defiende de todo peligro, ese templo somos nosotros.

JUAN:

+ El Señor nos muestra la dignidad del Templo edificio donde habita su presencia, donde se vive y cuida la oración: de este modo cada uno de nosotros debería revisar como vive la oración, y como se comporta en el templo.

+ El Señor también nos muestra la dignidad del Templo de su cuerpo, que es destruido, porque Él se entrega, y reconstruido, porque el Padre acepta su ofrenda.

¿Qué es la Iglesia? Templo – edificio y templo – comunidad

1. Iglesias son el lugar adecuado para las celebraciones de la comunidad cristiana: en ella se celebran los sacramentos de donde brota el Agua viva del Espíritu por Cristo y su costado abierto.

2. La Iglesia siempre es edificio en construcción, todos somos edificio de Dios, que se ha de construir sobre Cristo. Edificar cada día más nuestra casa, nuestra vida sobre la Roca firme.

3. El Señor Resucitado es nuestro verdadero Templo.

* La Iglesia de san Juan de Letrán, “madre de todas las iglesias”, es símbolo de la unidad de todas las comunidades cristianas del mundo con Roma; a la que estamos unidos por una misma fe, y que es la Iglesia apostólica, es el punto de referencia de Fuenla mental de nuestra fe.

María, Madre, cuida mucho a la Iglesia de tu Hijo, cada miembro cultive ser edificio de Dios, y a la vez cuidemos de edificar la Iglesia en la verdadera unidad del Espíritu. Amén.

Un pobre sacerdote +++

DEDICACION BASÍLICA DE LETRÁN Comentario a las lecturas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *