SOLEMNIDAD DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS
Comentario a las lecturas

EZEQUIEL:
– El Señor por medio del profeta nos muestra su corazón de pastor, pero no un pastor que saca provecho de sus ovejas, sino que se entrega por ellas; esto se ve en el final de la lectura que dice: “Buscaré la oveja perdida, recogeré a la descarriada; vendaré a las heridas; fortaleceré a la enferma; pero a la que está fuerte y robusta la guardaré: la apacentaré con justicia”. Este es el corazón De Dios que tanto a los hombres, que se entrega por nosotros hasta el mas pequeño detalle.
– Y este corazón De Dios Pastor amoroso, aparece cuando los pastores que hay son asalariados, y aprovechados del rebaño. En cambio el Señor nos muestra que es un Pastor que se derrama en entrega y amor por el prójimo.

SALMO:
“El Señor es mi pastor, nada me falta.”
– El salmo que tantas veces hemos rezado nos muestra como se comporta Dios con nosotros: nos hace recostar, nos conduce, nos repara, nos guía, va conmigo, nos sosiega, nos unge, su bondad y su misericordia nos acompañan todos los días de nuestra vida.

ROMANOS:
– El amor De Dios aparece personificado en esta lectura, es el Espíritu Santo que se nos ha dado, que se ha entregado totalmente por nosotros, y es Él quien sale del corazón de Cristo abierto en la cruz, por nosotros.
– Y recibimos la fuerza De Dios, por la entrega en la Cruz de Cristo, y todo para que vivamos la reconciliación, para que seamos salvados por su entrega generosa en la Cruz.
– Dios destina a todos a la salvación, a judíos y a paganos, y nos hace objeto de su gracia cuando éramos impíos. Y nos quiere llevar a vivir en la reconciliación. El amor De Dios se derramada para todos, para que vivamos reconciliados con Cristo, sólo tenemos que acoger este amor y cambiar de vida y vivir según este amor, según Dios.

LUCAS:
– De las parábolas con las que Jesús describió cómo es Dios y cómo reacciona ante nuestra historia, esta es de las más sencillas y positivas. Compara a Dios con el pastor que siente una gran alegría cuando una de las ovejas que se había perdido es recuperado. Llega a decir, con evidente hipérbole, que será mayor la alegría pro esa oveja reencontrada que por las noventa y nueve que no se habían perdido. El corazón misericordioso De Dios queda así retratado una vez más.

Hoy celebramos el amor De Dios, que se muestra en la vida y en la muerta de Cristo por los demás. Debemos mirar a Dios y agradecer su amor misericordioso. A mirar hacia Cristo y ver la seriedad de su amor, que le llevó a entregarse en la cruz por nosotros. A mirar al Espíritu, el Amor De Dios que ha sido infundo en nuestros corazones. Y a vivir así envueltos en el amor a Dios Trino.
Esto nos da ánimos, nos estimula a ser transmisores de ese mismo amor a los demás, si creemos en el amor De Dios, se tiene que notar que vivimos en esperanza y que presentamos a un Dios lleno de amor. enciende en nosotros el fuego de la caridad, que nos mueva a unirnos más a Cristo y a reconocerle presente en los hermanos.

DETALLES DE LAS ORACIONES DEL DÍA:

Oración colecta:

En el Corazón del Hijo amado, recibimos beneficios de su Amor, y así nos llenamos de la inagotable abundancia de la gracia. Cuan necesario es reconocer que es por un amor de enamoramiento por el que el Señor se desborda en la entrega total por nosotros.

También vemos que el Corazón de Jesús que ha sido herido por nuestros pecados, por pura misericordia no nos trata como merecen nuestros pecados, sino que se desborda en infinitos tesoros de amor. Pero espera una cosa que es nuestra reparación, es amarle por los que no le aman, y reparar nuestros pecados.

Oración sobre las ofrendas:

Los dones que presentamos, que sean ofrenda aceptable a ti y expiación de nuestras culpas, es poner los dones donde se va realizar el sacrificio como los que nos cuidan y nos salvan de nuestro pecados.

Y esto no por nosotros mismos, sino por el inefable amor del corazón de Jesús.

Prefacio:

El amor admirable De Dios brota del costado de Jesús abierto en la Cruz, de donde mana agua y sangre, que son los sacramentos, fuente de salvación De Dios.

Oración después de la comunión:

Amor a Jesús, encienda en nosotros el Amor a los hermanos, el fuego ardiente de Caridad.

María, Madre llévanos a descansar en el Corazón abierto de tu Hijo. Amén.

Un pobre sacerdote +++

27 June, 2019 18:57